el mejor sitio del mundo. el radar.madrid

Desde su apertura en febrero de 1997, Radar (Electronic Sounds Bar) ha venido proponiendo un espacio de reunión y de escucha para todos aquellos amantes de la música electrónica y de vanguardia en la mayoría de sus vertientes, aunque eso sí, haciendo un mayor hincapié en los sonidos más experimentales y arriesgados que en la faceta más comercial u orientados al baile, aunque sin obviarlos. Nosotros consideramos queestos últimos están bastante más difundidos y cuentan con otros cauces de promoción y expansión.

Para poder entender la filosofía e idiosincrasia de Radar, es necesario explicar algo para nosotros muy importante: aunque la meta final de Radar es su propia subsistencia y consolidación, así como la generación de un mayor interés en el público por lo que para muchos son los “sonidos menos convencionales” estos objetivos se plantean desde un punto de partida absolutamente personal, radical e independiente. Radar tiene su propio sentido, visto desde la perspectiva de un coleccionista de música electrónica, alternativa, industrial y de vanguardia, más que desde la idea de lo que debiera ser un negocio de hostelería propiamente dicho, aunque lógicamente para la subsistencia del bar se hace necesario tener en cuenta esta última premisa.

Esto explica que la música que se puede escuchar en Radar tiene únicamente dos condiciones: por un lado, que aquello que se programe, tenga para nosotros un interés real, es decir, que nos parezca interesante y que nos guste, y por otro lado que se trate de música fundamentalmente electrónica. Por ello Radar intenta permanecer inalterable y atemporal, sin pretender estar pendiente de modas o cosas por el estilo, aunque eso sí, intentando ofrecer continuamente música que es creada en el propio instante en el que vivimos (sin relegar en su totalidad música electrónica de lustros o décadas pasadas).

Asimismo Radar, en su continua vocación colaboracionista y de fusión underground, ha apostado desde su inicio en la presentación de revistas y magazines alternativos, en fiestas con músicos, distribuidoras y sellos discográficos marginales y ha abierto (y abre) sus puertas a todos aquellos que nos han propuesto sesiones especiales dedicadas a cualquier faceta interesante sobre las músicas de vanguardia. Además, y pese a las limitaciones a todos los niveles de nuestro bar, mantenemos una programación regular de “Live Acts”, dando oportunidad tanto a cualquier músico que nos resulte interesante, por desconocido que sea, como ofreciendo actuaciones en directo de artistas con cierto renombre nacional e internacional dentro del campo de la música electrónica, experimental o industrial.

En este orden de cosas hemos colaborado en distintas ocasiones con magazines como “Belio”, “Hz”, “Maldoror” o “Self”, entre otros, organizando eventos donde la música electrónica experimental ha sido la protagonista. “Geometrik Records”, “Brainwaves”, “Audio Intruder Pain Rec”, “Star Whores Records”, “Red Musical”, han sido también sellos discográficos y distribuidoras que han desarrollado en nuestro recinto diversas actividades de difusión de productos menos conocidos para el gran público. Asimismo, a lo largo de este tiempo han visitado nuestro bar decenas de artistas de reconocido prestigio internacional, como Jaki Liebezeit, Jürgen Heckel (Sogar), Carsten Nicolai (Alva Noto), Zbigniew Karkowski, Kim Cascone, Francisco López, Taylor Deupree, Marc Behrens, Burnt Friedmann, Frank Bretschneider (Komet), Andreas Tilliander, Satoshi Morita (director del sello japonés “Gift Records”), Richard Chartier, Hazard, Kasper T. Toeplitz, Olaf Bender (Byetone), Saverio Evangelista, Donacha Costello (Modul), Appliance, Amy Denio, Stefan Alt (director del sello alemán “Ant-Zen”), Vicent Fibla, Lars Akerlund (miembro del colectivo “Lucky People Center”, directamente relacionado con los veteranos artistas visuales y compositores suecos Kent Tankred y Leif Elggren)… e incluso los máximos responsables de discográficas tan importantes como “Touch/Ash International” o “Mute”, ofreciendo en alguno de los casos sesiones personales específicas para la ocasión.

Sin embargo, quizás sea nuestra labor desarrollada en la organización de “Live Acts” de más de medio centenar de actuaciones la que más y mejor represente nuestra filosofía. Tanto artistas absolutamente desconocidos con material verdaderamente interesante hasta músicos con decenas de trabajos publicados han realizado directos específicos para Radar. Kim Cascone (U.S.A.), Sogar (Francia), Koji Asano (Japón), Andreas Tilliander (Suecia), Groof (España), Alain Wergifosse (Bélgica), Paul Webb (U.K.), M.A. Ruiz (España), Most Significant Beat (Italia), Coeval (España), Cornucopia (Puerto Rico), Resonic (España), Zan Hoffman (U.S.A.), Ilios (Grecia), Pablo Reche (Argentina) o Big Toxic (España) son una muestra de ello.

Radar, también ha participado en la edición de Cd’s con fines exclusivamente divulgativos con extractos de dichas actuaciones, así como en la publicación de referencias de Coeval, No Vox o Jorge Bule, aunque probablemente haya sido “Ballet Radar” el disco más representativo de todos. Este Cd, publicado en 1999, partió de una idea del “Colectivo I.P.D.” como homenaje a Radar. Más de una veintena de músicos electrónicos, ingenieros de sonido, compositores contemporáneos, disc jockeys e incluso periodistas, aportaron sus creaciones para formar un collage sonoro de más de media hora en un proyecto sin precedentes en el terreno de la música electrónica experimental de este país. Suso Sáiz, Tomás Garrido, Andreas Pieper (miembro fundador del sello experimental austríaco Mego), Francisco López, J.M.Costa, Morgana, Miguel A. Ruiz, Big Toxic, Quillermo Quero, HD Substance, Saverio Evangelista, Markus Breuss son algunos de los participantes en este homenaje.

Quizás este afán por divulgar esas otras facetas de la música haya sido el motivo por el cual distintos medios de comunicación (Time Out, El Mundo, El País, ABC, ABarna, Self, Terra -Gum Tv-, Tendencias, Intuitive Music…), hayan publicado artículos, comentarios, entrevistas y reportajes audiovisuales, todo ello a pesar de que Radar es un lugar pequeño y casi desconocido para el gran público.

Aunque la divulgación de otras músicas de carácter electrónico es el estandarte de Radar, también se han desarrollado otro tipo de actividades paralelas, como diferentes muestras de instalaciones visuales estáticas (TTOPT), dinámicas (Xflash), proyección de videocreaciones (VDj Playmovil) y cortometrajes (Maurizio Martinucci) o presentaciones previas de video-clips como los de I.P.D. y Proyecto Mirage. De hecho, Radar ha contado desde su inicio con la colaboración habitual de Antonio Tordesillas (fotógrafo y pintor) que realiza de forma habitual trabajos visuales y de decoración de espacios en el interior del local.

También ha sido una puerta abierta a programas de radio alternativos (que no piratas) donde los intereses de las discográficas no son contemplados, sino que la divulgación musical parte de una rigurosa selección personal y no mediatizada. Así, programas como “Virus” (Telemadrid Radio) u “Onda Sonora” (RVK) han tenido presencia en Radar en diversas ocasiones.

En la actualidad Radar continúa apostando por su filosofía y carácter independiente invitando a todas a aquellas personas con una cierta inquietud por distintas facetas artísticas, musicales y tecnológicas a disponer de un entorno donde desarrollar sus actividades. Del mismo modo, Radar seguirá ofreciendo todo tipo de colaboración desinteresada a aquellos proyectos afines en espíritu y preocupados por la difusión de material creativo experimental y de vanguardia.

Contacto: radar.bar@ccapitalia.net

 

Anuncios

About this entry