Tim Hecker “Harmony In Ultraviolet” (Kranky, 06)

Es difícil intentar hablar de este álbum simplemente recurriendo a un lenguaje ordenado y lineal, colocando las palabras, como suele hacerse, unas detrás de otras. No parece que sea esta la forma más adecuada.Habría que echar mano de trucos, de juegos, para darle a las frases relieve. Recortar las palabras y colocarlas sobre la hoja, soplar luego desde arriba desplazando ligeramente los términos; que las palabras se agiten y se amontonen, que unas empiecen a significar antes de haber consumido los significados previos.

Escribiendo en hojas de transparencia, proyectándolas luego todas superpuestas. Así habría que tratar de describir con palabras la música de este hombre.

El artista canadiense acaba de entregar su cuarto disco como Tim Hecker. Lo ha editado Kranky, y quien conozca la trayectoria del sello y sienta algo por nombres como Windy & Carl o Stars Of The Lid puede empezar a ver por dónde van los tiros de un album que seguramente tenga en Fennesz a su referente más cercano en estética y en el tiempo.

A medio camino del post-rock de texturas flotantes y la electrónica con apego por la microedición y el procesado digital de fuentes naturales de audio, Tim Hecker lleva una década explorando las posibilidades del sonido en distintos ámbitos. Músico y artista sonoro, ha editado sus trabajos en prestigiosos sellos independientes como Mille Plateaux, Force Inc, Staalplaat, Fat Cat, Alien 8 o Kranky, con su nombre propio o recurriendo a su alias Jetone cuando le quiere medir la cara al techno.

Su trabajo se caracteriza siempre por el desequilibrio de estilos; no es ambient al uso, no es rock, no es electrónica… Moviéndose en la intersección de ruidos, disonancias y melodías, su música tiene la extraña capacidad de ser abstracta y sonar al mismo tiempo de manera natural, física y emotiva gracias a esas nubes de electricidad estática, a esas frecuencias bajas que ululan en el fondo de unos temas densos, que se desplazan en el espacio sonoro como si respondieran a golpes de aire.

Harmony In Ultraviolet es su disco más dramático y a la vez más refinado. Drone orquestado, violento, físico, aéreo, recorrido por fibras ligeras de guitarras y órganos. Música abstracta que funciona a la vez en el plano sensual. Música que pide presiones sonoras, volúmenes, en el límite de lo saludable, que se contruye a partir de mínimos detalles, de arreglos definidos que se funden en el magma sonoro, en una masa flotante, informe, que como si de un tornado se tratara parece arrastrarlo todo hacia un centro gravitatorio indefinido.

Harmony In Ultraviolet es un disco ideal para quienes busquen algo distinto a las canciones al uso, para quien no necesite de estructuras, acordes, melodías o notas a las que asirse. Si prefieres saber cómo suenan las entrañas de un bosque en medio de una tormenta amable, o las fuerzas devastadoras de una corriente oceánica, este álbum te va a regalar muchos buenos momentos.

21925wiretimhecker1.jpg

Anuncios

About this entry